SíGUEME

miércoles, 29 de febrero de 2012

JEFF GEORGE ENTRE CUTLER BAY Y LA VIDA


Por Ernesto R. del Valle


Poeta del Mundo


Editor de la Revista Guatiní

 Cutler Bay es una ciudad situada al suroeste de Miami   está incorporada a Moami Dade, Florida, se extiende geográficamente a partir de SW 184th Street (Eureka Dr.) al este de la US-1 hacia la costa, y al norte del Black Point Marina. pero Cutler Bay (Editorial Glorieta 2011) es también un libro de poesía del autor norteamericano Jeff George  Cutler Bay  es  el área donde desenvuelve su vida este novel autor e intérprete de música Soul. En sus poemas nos vamos a encontrar con Alice, Lourdes, Silvia, acaso las mujeres que amó o por las que tal vez solamente sintió algo de lástima, ante la desesperanza y la falta de aciertos sociales que compartir en común. También vamos a encontrar los lugares donde ha resuelto su dura vida: el puerto, la parte alta y baja de la bahía, la entrada de los patrulleros, con sus luces rojas y azules, drogas, pistolas, alcohol, violencia, etc.
La vida de Jeff comienza en los asientos traseros de un autobús de la Grey Hound,

hijo
de una madre hippy
y un padre breve
con los que viajaba
de pueblo en pueblo
en los asientos traseros
de los ómnibus
de la Grey Hound
en uno de los cuales nací…

Cutler Bay es un libro breve (con solamente veintisiete poemas,  sus cortos versos y la estructura blanca de todos los poemas expuestos en el poemario van agrandándose a medida que el lector va percibiendo los sueños fracasados, la indiferencia de los que allí viven y  a quienes Jeff nombra lobos sociales, los asaltos, la corrupción y la muerte a sangre fría. Es  la inocencia de esta poesía enfrentada a la realidad de su autor y al colocar ambas en la balanza del verso, sale como vencedora la Literatura,
Así es la poética de Jeff, una poesía cruel, descarnada, abrupta y por momentos rígida. Una poesía en que la inocencia se encuentra en el espíritu del verso.
En su poema Diferente rostro, nos dice el autor de manera tajante:

No soy el que tu quieres,
simple extranjero,
extraño de otro tiempo,
de otro lugar
con diferente rostro
que siente la energía
de la ciudad
subir por las paredes
alejándome de ti.

Otra nota de gran funcionalidad en la poesía de Jeff es el acertado tratamiento intimista en los poemas amorosos, alejado de ese almibaramiento, de esa vana sensiblería, Aquí la mujer objeto del amor, no es en sí el ser amado, sino el que sirve de apoyo para la salvación del espíritu, la mujer es vivencia, sueños, esperanzas, Es un amor desesperado lleno de necesidades; veamos este fragmento del poema Alice, en el que la sangre, es decir, la pasión…
sigue subiendo,
mancha hogares, árboles,
templos, conciencias
y me persigue
como un río de tristezas,
sube hasta mi vientre
y corre entre sus muslos
arrastrando sueños,
dinero y esperanzas.

Amores breves que escapan, amores víctimas de la casualidad y el destino.
En este fragmento de su poema titulado Silvia  alega.

El amor no siempre
conquista lo salvaje
que hay en nosotros
con sombras danzantes,
drogas, vicio, ambición
y hogueras encendidas
por ella misma
donde quema su falso amor.



Versos cortos como para no cansar la respiración en su lectura, son como golpes de ‘Jab’ a la conciencia, o como las notas de música ‘Soul’ de la que el poeta es también intérprete.
George debe saber que, como poeta, es el creador e inventor de sí mismo, de allí que su estilo poético, a todo lo largo del poemario Cutler Bay, encontremos una poesía sin grandes pretensiones pero encausadas en las márgenes de la vívida experiencia social y filosófica de este autor que nace a la Literatura para ir moldeando en palabras el fuego de su vida enquistada por la violencia, el alcohol, la droga. Hoy, quienes lo conozcan comprenderán al Ser Humano  que es Jeff George, y que, debajo de esa piel tatuada hay además, un espíritu que se impulsa hacia adelante, un poeta sobreviviente del fuego de los años, surgido de sus propias cenizas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario