SíGUEME

sábado, 30 de abril de 2016

POEMAS DE ERNESTO R. del VALLE

LLEGADA DEL OTOÑO

    « De un rumor
creciente y voluptuoso
se llenan para mí, los días.»
        Heberto Padilla
         Cuba 1932-EUA 2000


Hermano, los días
se nos echan encima con sus lluvias,
frenéticos acosos y vivencias.
La noche con sus candilejas en el alma
preparándonos el verso en esta angustia
de hojas secas caídas en la redondez
de nuestros sueños.
Y la vendimia del poema se festeja
desde el atrio solitario de lo triste
y buscamos, y buscamos sin hallar,
la recóndita felicidad de las palomas...
Pero la gente no escucha
¡si supiéramos al menos qué amordazar,
qué silenciar en el bullicio...!
¿Esa flor nos salvará acaso?


HOMBRE. ARBOL. AMOR. OTOÑO

Dos árboles otoñales sospechan
en su soledad estacionaria,
el vigoroso estruendo de la primavera.
2
Así el Hombre en el Otoño,
cuando, pecho adentro,
el parto del Amor vigencia
la lluvia y le humedece
el corazón y sus raíces.


DECINETO
                        
  «Tú que has llegado
a mi vida con tu luz,
por favor, no la apagues»
    Yudith Ruiz Angerí. Cuba


Si en luz de versos o estrellas te entallo el día, mujer.
Si las brumas de la abulia se escapan prontas al monte.
Si ves que la vida viste con su trino de sinsonte
un traje de largas nubes y ansias locas de llover
Remonta el vuelo en tus versos y en la alquimia de tu risa
deja madurar los frutos, dile adios a los resabios,
macera tus sentimientos, ¡No naufragues!
Luz de una estrella  titila en tus miradas y hay prisa
como de estrella prendida que ha llegado hasta tus labios
como fuego diferente. ¡No lo apagues!.


TODA LUZ Y TODA MÍA
I
Me llega toda su esencia
por el lado de la lluvia
mientras la tarde me enrubia
el afán por su presencia.
¡Octosílaba cadencia!
¿Qué tan alto volaría
un ala de la poesía
huyendo del pentagrama
para ser ardiente llama,
«toda luz y toda mía»?

Así define verdad,r
aclara el vasto misterio
de su magno magisterio,
su realeza y majestad.
Así va a la claridad
gestora de cada día
dejando atrás la agonía
de crepúsculos y auroras
y aparecer con las horas,
«toda luz y toda mía».

Así, luciendo su traje
como todo ciudadano,
un verso pende del guano
rural, con otro equipaje.
Y se me pierde en el viaje,
se fuga a toda porfía,
me deja la poesía
vestida en flor y donaire,
respirándola en el aire,
«toda luz y toda mía».

Luego aparece con sus
diez versos en la guitarra
porque el guateque le amarra
un versículo de luz.
Es la décima en la cruz
de un pie forzado.
Diría
que siento la cubanía
crecer  con tal nitidez
que la décima ya es
«toda luz y toda mía»
.
Es que  Espinal, finalmente
va en los labios campesinos
con polvo de los caminos
y en tonada diferente.
La décima es la regente
de mi ISLA, más diría,
que en el aire yo podría
respirar su exquisitez
«diferente cada vez»,
«toda luz y toda mía».

II
Regresa de madrugada
bajo la blanca neblina,
un sinsonte «arremolina»
su trino por la cañada.
Yo la presiento en la almohada
venir con la timidez
que le sonroja la tez.
Llega, de clave y maraca,
con su «bohemia» en la resaca:
«diferente cada vez».

La décima es pasajera
del ala o la montura,
cuando vuela, toma altura;
si cabalga, es bullanguera.
Es amante de cualquiera
que sienta con nitidez
la pasión, la madurez
en el alma del poeta
y con su luz arremeta,
«diferente cada vez».
Ya tarde un verso remienda
su magia para el futuro,
octosílaba seguro
para la nueva contienda
musical.
Ya está la senda
abierta y, en su avidez,
de grandeza y pequeñez
no olvida ser como el  güiro
y el triple de su guajiro,
«diferente cada vez».

Por el camino rural
La décima siempre fluye
como una chispa que huye
en busca del manigual
porque es en el matorral
que engrandece su esbeltez
y pierde la palidez
del hermoso coralillo
que crece  en cercas y trillo
«diferente cada vez».

La décima va al bohío
tras correr por la llanura
porque ese correr le cura
ansias de libre albedrío.
Es la décima  ese río
que no oculta su vejez
Es de la hoja el envez
cuando su esencia latía,
«toda luz y toda mía,
diferente cada vez».

NOTA: Esta décima fue premiada en el V Concurso Internacional dee Décimas celebrado en Cuba en 2016.


MUJER
(Poesía MINIMALISTA. 
Tres versos libres 5-7-5).


Más  que en el cielo
anida sus estrellas
en las miradas.

Una entre todas
y entre ellas, una sola,
es la mujer.

Jamás claudica
ser gardenia o jazmín,
ni en el desierto.

Es galaxial-
mente libre. Centaura
de sus llanuras.

Rosa sin tiempo
la mujer que ha nacido
para el Amor


ATHIR Y EL FAUNO.

Athir caminaba sin rumbo. Un extraño silencio inundaba la noche. Solo los intensos latidos de su corazón, turbaba la aplastante oscuridad del lugar. Todo, olía a sándalo. 
Ella buscaba al  Fauno.
Su mundo había quedado vacío desde que  huyo de sus sueños. Descubrirlo, fue como un milagro, pues, logró con su encanto, despegarla de sí misma, para hacerle olvidar el manto de estrellas apagadas que la cubría
.
El fauno se presentó fuerte y seductor, con una recatada ternura, casi divina, que le desnudó el  alma varias noches, la asomó a un estanque plateado, alumbrado tenuemente,  por una desgarrada luna, vestida con la tristeza de un amor imposible.

©Ernesto R. del Valle. Cuba-EUA

martes, 26 de abril de 2016

DESEMPOLILLANDO ARCHIVOS

La primera antología publicada por la Brigada Hermanos Saíz
cuaderno COLECCION HERMANOS SAIZ, publicado por la UNEAC. 
Fue terminado de imprimir el 20 de Junio de 1967, AÑO DEL VIETNAM HEROICO
en el taller 274-05-11 DE LA ECAG
La Habana, Cuba.
PROLOGO DE LUIS MARRE












































AVISO:
Si algún colega posee datos o fotos de los poetas cuya imagen no está disponible, por favor, enviarla a  
revistaguatini@gmail.com






viernes, 15 de abril de 2016

A UN 'CLICK' DEL VERSO




[Imagen y Poesía]

TEXTO: ERNESTO R. DEL VALLE

El verso se declara cómplice imbatible de la imagen. La imagen seduce,inspira, transita los deseos del decir, del dejar plasmado en versos, lo que el ojo ha visto y congelado en esa fracción de segundos que solamente el artista de la lente sabe. El verso catapultea la imagen en metáforas y similes y la devuelve en otra redención, en otros ámbitos.
Poeta y Fotógrafo en la misma mirilla de la sorpresa, esperando el estallido del disparo conceptual de lo plasmado visual y auditivo.
Este modesto regalo para esas almas sedientas de belleza. Uno más.
A las colegas y al amigo Roberto Velazco, gracias por servir con su imagen visual a la concurrencia de la imagen poética. Gracias a Gladys Taboro, argentina, Artista de la Lente por su regalo de una de las fotos.