SíGUEME

viernes, 6 de noviembre de 2015

OCTUBRE 1ER. EJERCICIO POÉTICO

Ejercicio poético
Rimas de un Soneto de la poetisa cubana Odalys Leyva a fin de que se escriba otro Soneto de cualquier métrica y contenido libre. Han sido  escogidos a poetas -hombres y mujeres- seleccionados por su calidad  y dominio de la poesía clásica.

PRIMER CUARTETO
Las palabras a rimar son las siguientes:

PRIMERO TERCETO
girasoles, dorado, tornado, soles

SEGUNDO CUARTETO
alcoholes, pecado, bronceado, bemoles

PRIMER TERCETO
esencia, imperio, existencia

SEGUNDO TERCETO
misterio, transparencia, sahumerio.

Objetivo;
·      Aguzar el sentido de la rima con palabras ya establecidas. Esto facilita al poeta una ejercitación y estado de alerta emocional ya que a artir de un texto-modelo debe escribir otro, con un tema o contenido diferente.
·      Ejercitar las estructuras clásicas las cuales se encuentran en peligro de extinción con el llamado renovación moderna del verso, en el cual la estructura principal es el verso libre o blanco, a veces escrito como si fuese prosa partida en versos
Con estos dos objetivos como divisa iremos junto a Quijote y Sancho a por los Molinos de Viento de la facilidad y el desgano, a conquistar la belleza y la magia de la poesía universal, sin demérito de la buena poesía libre o de versos blancos.

Participan en este ejercicio los siguientes poetas y poetisas:


Odalys Leyva Mirabal Soneto de muestra [Donde la piel desagua] 3

Ernesto R. del Valle. [Parto de luz y transparencia] 4

Rafaela Pinto. [Tu hombría es un alud] 5

Irene Mercedes Aguirre.  [Indicios de Natura] 6

Ernesto Kahan. [Hipnotizado por ti, fruta prohibida] 7

Elvia Rodríguez Carballo. [Escorpión de los alcoholes] 8

Escritor Ingel Lazaret. [Girasoles] Argentina

Lázara Nancy Díaz. [Instintos del pecado] 10

Jano Antrix [Son mis ojos] 11

Cecilia Zevallos Petroni. [El sahumerio, sólo fragancia] 12

Margarita Rodríguez. [A mi Isla] 13

Carlos Alberto De La O Tapia. 14







©Odalys Leyva. Cuba
SONETO DE MUESTR
DONDE LA PIEL DESAGUA


En mi piel hoy renacen girasoles,
esa lámpara de pájaro dorado
donde crispan los ecos de un tornado,
donde acude la lumbre de otros soles.

En la aguas carnales, mis alcoholes
despiertan a la rosa y al pecado
nadie sabe en qué rincón bronceado
tiene el llanto sus besos y bemoles.

Si llover es un símbolo de esencia
y escampar es un símbolo de imperio
es que cantan violines mi existencia.

Nada puede negar ese misterio
que es el goce del agua en transparencia
con tesoros amantes del sahumerio.






©Ernesto R. del Valle. Cuba-EUA
PARTO DE LUZ Y TRANSPARENCIA


Hoy vengo a conquistar mis girasoles
en tu vientre de amor, vaso dorado,
zona crucial, lujuria de tornado
En que bebo las mieles de tus soles.

Viril voy a tu piel pues sus alcoholes
arden con su llama el secular pecado,
voy con mi lanza de metal bronceado
a conquistar tus íntimos bemoles.

En tu jardín, entrégame la esencia
de la flor secular, rosa e imperio,
razón de ser en toda la existencia.

Y sentirás, ¡Oh dueña del misterio!
en un parto de luz y transparencia
nacer la humanidad como un sahumerio.








©Rafaela Pinto. Argentina.
TU HOMBRÍA ES UN ALUD


Tu hombría es un alud de girasoles
sobre mi corazón, coto dorado
en el que la pasión como un tornado
envuelve con el fuego de cien soles
Tu aliento embriaga cual los alcoholes
que llevan a la entraña  del pecado,
no puedo resistir a ese bronceado
de tu piel (ello tiene sus bemoles)
Si es el abrazo del amor la esencia
y de la vida es el amor imperio,
abrázame y honremos la existencia.
Que entre los dos subsista ese misterio
de dos que se aman y la transparencia
del amor fiel que aroma su sahumerio.







©Irene Mercedes Aguirre. Argentina.
INDICIOS DE NATURA


En el campo febril de girasoles
me conmueve  el fulgor de su dorado
balanceo impreciso ¿Es un  tornado
que se baña en las eras y los soles?

Me seducen  sus ritmos   como alcoholes
degustados  sin ira ni   pecado.
Cada uno, libera  su  bronceado
corazón vegetal sin más  bemoles.

¡Nos incitan, pletóricos de esencia
de Natura vital! Bajo ese  imperio,
se trasunta su   mítica existencia.

¡En la tarde soleada, hay un misterio
entramado con fina transparencia,
y aromado con toques de sahumerio!





©Ernesto Kahan. Argentina-Israel
HIPNOTIZADO POR TI, FRUTA PROHIBIDA.

Tus ojos, en juego de girasoles
reflejan el tesoro del Dorado,
se meten en mi sangre cual tornado
y ciegan mi mesura... ¡Ay, son soles!
Son fuerte droga... húmedos alcoholes
que me incitan al duelo y al pecado
por ti, tersa piel en marrón bronceado
y apetitosas frutas en bemoles...
¡Qué no daría por beber tu esencia!
Que seas mi estrella en seducido imperio
y me queme en ardorosa existencia...
¡Ah..., tenerte en ajuares de misterio,
tules de pecadora transparencia
y aroma de apasionado sahumerio!






©Elvia Rodríguez Carballo (Cuba)
ESCORPIÓN DE LOS ALCOHOLES

En mis venas navegan los alcoholes
su veneno silente, no apreciado,
allí habita en forma de tornado
destruyendo mi luz de girasoles.

Allí impide el paso a mis bemoles
despierta la impureza del pecado
va despacio, dejando su bronceado
cual ardientes estigmas de los soles.

La lluvia nos perfuma, su presencia
va rondando despacio en un imperio
de llovizna, que riega mi existencia.

Sigue perseverante sin clemencia
con la carga que agita del sahumerio
sin que pueda llevarme a la demencia.




©Escritor Ingel Lazaret. Argentina
GIRASOLES
[Soneto sin métrica y con rima.]


Erguidos y firmes, los girasoles,
que adoran sin renuncias al gran dorado.
Quieren a su "don Sol" y no a un tornado
que arrastre la potencia de mil soles.

Con el olor ácido en los alcoholes,
comparable al hedor de algún pecado,
es la indolencia de un cielo bronceado.
Ya no hay adornos ni tenues bemoles.

Solo cae fuego con toda su esencia
por imposición de nuevos imperios
que intentan estrujar a la existencia.

Girasol, puedes mostrarme el misterio?
Porqué el hombre perdió su transparencia...
ni recuerda el aroma del sahumerio?






©Lázara Nancy Díaz. Cuba-EUA
INSTINTOS DEL PECADO




Mi jardín se hace pleno en  girasoles
bajo este sol con su fulgor dorado
en el cielo se dibuja algún tornado
mientras brillan tus ojos como soles.

Disuelvo en unos labios mis alcoholes
cayendo en los instintos del  pecado;
mi pecho ya desnudo en su bronceado
se ha agitado al compás de tus bemoles.

y bebo de tu boca dulce esencia
donde reinan luceros de un imperio
que resume en un verso mi existencia.

tras la luna que oculta algún misterio
yo descubro en su clara  transparencia
tu  perfume  aromando aquel  sahumerio.
…………………………





©Jano  Antrix. España
SON MIS OJOS…




Son mis ojos cual locos girasoles
bebiendo el vino de color dorado,
y mi mente tan loca se ha tornado,
que en vez de ver estrellas cuenta soles

la cata de jereces y de alcoholes
me ha llevado a caer en el pecado
pues estos dioses de color bronceado
sin duda alguna tienen sus bemoles

y es que estos vinos logran con su esencia,
someterme a su gloria y a su imperio
mareándome el honor y la existencia

es al fin la ebriedad un gran misterio
que al juicio quita toda transparencia
y a la mente convierte en un sahumerio.





©Cecilia Zevallos Petroni. Ecuador-Canadá
EL SAHUMERIO SOLO FRAGANCIA
Soneto rimado sin métrica


Girando giran ufanos girasoles
mientras la abeja liba su dulzor dorado
cae embriagada entre redes de un tornado
soñándose ser reina de imperios y de soles.

En la vida la embriaguez y alcoholes
traen tormentos, ansiedad, pecado
prefiere orar ante un trigal bronceado
y no desmayes entre dudas y bemoles.

Extrae del alma humildad y esencia
aunque te colme de honores el imperio
amores fatuos no envilezcan tu existencia.

Fragante y bella rosa muere en el misterio
sin que nadie descifre verdad ni transparencia
ya que solo un día reinó y murió en el sahumerio.



©Margarita Rodríguez. Cuba-EUA

A MI ISLA

Acariciando a esos lindos  girasoles
acaricie mi isla, - oh sueño dorado!-
y violenta y rapida, como un  tornado
Prendí mis dudas, con luces de sus soles

 Bebi por ella sedienta los alcoholes
y en las furias lujuriosas del pecado
desnude mi cuerpo con amor bronceado
para arrullarla en sinfónicos bemoles

Sudor y miel de caña, pulsa en su esencia.
Altares de flores, adornan su imperio,
bendiciendole su sagrada existencia.

 Pero envuelve rauda, en nubes de