SíGUEME

jueves, 6 de febrero de 2014

AMEN DE MARIPOSAS: UN POEMARIO QUE PRONTO ESTARA EN AMAZON.ES



AMEN DE MARIPOSAS, 

UN POEMARIO QUE REALZA A LA  MUJER 

COMO ENTE HUMANO EN CADA UNO DE SUS VERSOS.

PRONTO EN AMAZON.ES


COMENTARIOS DE PERSONALIDADES, SOBRE

AMEN DE MARIPOSAS

En Amen de mariposas, Ernesto R. del Valle nos muestra el contrapunto entre la naturaleza humana y la naturaleza animal, a través de un poemario en el que la mariposa, como símbolo de transformación y metamorfosis de la vida animal, representa el canto del deseo erótico. Amor y erotismo, cuerpo y alma, vuelo y reposo oscilan entre la mariposa y la mujer como fuentes de creación, atracción carnal y libido mortal. Elogio a la carne y al sueño del amor. Este vuelo erótico es el vuelo larval de la seducción en su camino de transformación.
Basilio Belliart- República Dominicana
Poeta. Editor de la Revista Literaria
País CULTURAL
 
 
El jardín, como metáfora, pletórico de flores variadas, al interior de la poética de Ernesto R. del Valle lo vislumbro en  de cortejo sexual en su labor pro-creadora, de modo que las mariposas, esencialmente sexuales, en su última etapa de la vida, se manifiestan en cuerpos accesibles a la pulsión del deseo como medio para culminar en poesía.
Rocío L’Amar/ Chile
Escritora/ Literiógrafa/ Abogado.

   


En la poesía de Nuestra América hay una larga tradición referida a la mariposa como símbolo de belleza. Versos emblemáticos son estos del gigante nicaragüense, Rubén Darío: "El verso sutil que pasa o se posa/ sobre la mujer o sobre la rosa,/ beso puede ser, o ser mariposa." Esta sola mención bastaría para justificar el poemario "Amén de mariposas" de Ernesto Rodríguez. Pero hay más. Solo un ejemplo: el aforismo que dice: "A una mujer no se la debe ofender ni con el pétalo de una rosa". Es una tradición que nuestro poeta enriquece con versos como este, referido a la imagen de la mujer/mariposa: "La que nunca se puso de rodillas y amé hasta su sombra". Porque no solo se trata de un homenaje a la mujer, sino -además- de su propia reivindicación: de mujer que solo admite que se la pueda tocar con el pétalo de un verso.
Julio Carmona/ Perú
Miembro del Comité de Redacción de las Revistas Digitales 




Con el resguardo del importante y certero poeta dominicano Pedro Mir, has compuesto -como Mozart y Ravel- poemas en los que las imágenes afines a las bellezas de las mariposas toman vuelo y, nunca cayendo en el pozo fácil del pasquín de denuncia social, no solamente denuncias los millones de atropellos que han recibido y siguen recibiendo los seres que a través del amor originan la vida, sino que el lector le ilumina en sus ojos, en su piel, en sus pezones y en sus caricias.
Las crisálidas de las mariposas se convierten en las mujeres que luchan por el amor, la justicia y la libertad.
Mariano Rivera Cross/  España.
Doctor y Licenciado en Literatura Hispánica
 Poeta, novelista, y dramaturgo.



                              
Amén de mariposas enaltece la condición femenina y da lugar a un encuentro cálido y enriquecedor entre la poesía y el corazón del lector.
 Es un poemario dedicado a la mujer en sus diferentes facetas, siempre desde la metáfora -sugestiva, por cierto- de la mariposa como símbolo de la femineidad.
Ernesto R. del Valle nos conduce por esos territorios donde lo femenino impregna con su particularísima luz el paisaje emocional que cada poema nos trae. La voz del poeta llega viril, madura y rica, con un lenguaje elegante y fluido, y pleno dominio pleno tanto del verso libre como de las formas clásicas, siempre dentro de una poesía moderna, actual.
Rafaela Pinto/ Argentina.
Abogada especializada en Derecho Civil
 Poeta


                                  
Foto del perfil de lazara nancy diaz 
Querido profesor. He leído algunos de sus  poemas... AMEN DE LAS MARIPOSAS... dicta un camino ,sin tramos angosto, sin tropiezos, sin desvíos. Un camino recto hacia los brazos del más apasionado amor, delicadeza, ternura, entrega. Un andar disuelto en cada verso, donde se puede saborear la calidez de un sentimiento que no conoce la desilusión, que en pos del descubrimiento  guía  nuestras pupilas inexorablemente detrás de  cada palabra, es difícil abandonar la lectura de estos poemas dedicados a la mujer. Ambición, anhelos, instintos poéticos se desnudan en cada verso y nos atrapan cual si fueran luz y guía , una poesía tranparente ,lograda sin lugar a dudas por la exquisitez de un tintero inagotable de versos. Abrazos  siempre sinceros
Nancy Díaz./ Cuba-EUA

Poetisa


SELECCION DE POEMAS DEL LIBRO 
"AMEN DE MARIPOSAS"


OCTUBRE CON MARIPOSAS

Hay puertas que van a los abismos
desde su mismo dintel.
 No hay fronteras ni hay avisos que alerten
al Hombre sobre estos
dominios existenciales y complejos.
Mas yo abrí una puerta que me llevó,
 no a la salvación eterna de mi alma,
ni. tan siquiera al breve paraíso
tan creíble y puñeteramente deseado.
Abrí esa puerta donde apareció
primero tu sonrisa desplegada
como un mantel de bienvenida,
tus cabellos y tu rostro
y sólo después ese cuerpo intransferible
al tiempo de las mariposas




LA  MUJER


Tener los mismos derechos
de las aves y las flores,
tener alas y colores; 
no ser tierra de barbechos.
No es vasija de desechos
ni es objeto de placer
si la quieres merecer
respétala como humana
¡sólo eso!, y así gana
su condición de mujer.

Sin la mujer no hay cosecha
humana para el futuro.
Sin ella todo es oscuro:
no valen trampa ni trecha.
La mujer es esa fecha
del hijo, nunca perdida,
si el amor abre una herida
ella estará en el proscenio,
Es la mujer el ingenio
que va endulzando la vida







CÁMARA EN MANO




                                                       Para la artista argentina de la lente,
                          Silvana Strufaldi

Miras a través de la lente
ese otro mundo real,
pero embellecido por ti
en ese mínimo y celestial momento
en que oprimes el obturador
y un 'clic' te desconcierta
al arribar la imagen ya congelada
en la memoria.
Sólo tú, conoces el secreto
de la ansiedad y lo espontáneo
sólo tu, valoras de universo que cabe
en la décima de un segundo
para establecer tus querencias,
para concretar espacios
que se hacen infinitos y nos resguarda
de la nostalgia y el olvido.
Tú, mariposa de imágenes, con tu cámara en mano
apuestas desde siempre
a lo que otros no ven ni acaso sospechen
lo infinito, que existe en una hoja que cae,
la reminiscencia del rocío
poseyendo el pétalo martirizado de una rosa.
o un planeta hecho mujer
doblado ante la luz que lo desnuda.


  

DÓNDE DEJE LA NOCHE

                                                                              27
                                                                     Entre ala y nube
                                                               la luna estacionaria
                                                                      de los insomnes.
                                                            
                                                 Del libro  Paisaje de dos islas                            
                             ESTELA GARCIA PEREZ/ Cuba-EUA



 ¿Me preguntas dónde dejé la noche?
La dejé olvidada a orillas de tu cuerpo.
La luna, inocente, no sabía
que hacer con tanto hechizo
y se puso a bordar el sueño
justo al borde de tu ombligo
donde mis besos
rondaban en pos de tus suspiros.
La bruma se escondió
detrás de las guedejas
aburridas en tu cuello
hasta que saltó
de manera sorpresiva,
                casi inédita
mi caricia de azul y de llovizna
para enloquecer las mariposas
que dormitaban en tus senos.
No preguntes, amor,
dónde dejé la noche
porque ahora sé que la he perdido,
de manera irremediable,


  

MARIPOSA QUE SI, MARIPOSA  QUE NO

Puede que sí,
que seas flor
y libe en ti
miel y candor.

Puede que no,
que sólo seas
suaves mareas
de antiguo mar
y el pleamar
de mis ideas


NOCTURNO CON ALAS


(…) y vagamente te busqué en el cielo.

Mariano Lebrón Saviñón/ Rep. Dominicana

 



Llegaste cual libélula temerosa y sedienta
en una tarde cierta, a la orilla del mar
y mordiendo una pena como fruta silvestre,
te quedaste desnuda con ganas de llorar.

Te cubrí con mis ansias y besando tus labios
la alquimia de los besos me hicieron olvidar
el horizonte vasto del tiempo en que estuvimos
echados en la arena tan sólo para amar.

Y cuando despertamos a la vida de nuevo
las estrellas brillaban en tu piel de azahar
la luna era silencio en tu nocturno sexo
y en tus senos bailaban caballitos de mar.
callada te alejaste, mariposa o libélula,
dejabas tras tus pasos la limpia sed de amar,
adornaste tu atuendo con dos enormes alas
y abriéndolas gozosa, volaste sobre el mar.

Quedé con tus aromas tus besos y la luna;
y como un lobo triste no hice más que aullar.




ALAS DE ABRIL





La sonrisa, o acaso sus cabellos,
la voz, su andar, la forma de vestirse
con las alas de bruma son recuerdos
que vienen a mis noches sin abriles.

Porque fue abril el mes en que viniste
cual ángel terrenal, vívido fuego,
y ansiosa porque el fuego me calcine
abril se hizo pavesa sin consuelo.

Y ahora solo vienes en las noches
con las alas de bruma y de cenizas
a importunar mi hombría con tus roces,
a llenarme de sombras las camisas.

Ya en mi lecho,  los fantasmas atroces
de tus vuelos nocturnos,  me visitan.





PUNTOS SUSPENSIVOS  



Te vas disolviendo en puntos suspensivos.
Quizás la página debió quedar en blanco
sin tantas interrogantes
ni palabras sorpresivas.
Sigue en tus vuelos erráticos,
sigue con tus puntos y comas
que cuando dobles la página 
encontrarás entre paréntesis
un ADIOS  escrito con mayúsculas.
 y así,  al final de cualquier
                                    otra palabra,
ese punto que será el comienzo
de tu verdadera tristeza.
Para entonces, la página podrá ser
relegada al olvido
o estrujada en silencio
y tirada al rincón
donde el polvo la convertirá
-de manera irremediable-
                                    en olvido.






NAHILIL
(Luego del final)



¿Que sucedió en nuestras vidas?
¿El tiempo nos ha tendido una celada?
¿El tiempo imperturbable?
¿Esa partida que todos nos gastamos?
¿Que todos, al abrirse la puerta hacia lo ignoto, conjuramos al cerrar la pagina final?
 Si tus labios pudieron conocer el tamaño y forma de mis labios.
Si tus cabellos debieron conocer las travesuras de mis dedos,
y tu cuerpo desafiar el empuje de mis astros en todas sus rutas siderales.
Hoy convoco a que tus alas de luz embriaguen con su aroma
nuestra estancia
e iluminen la bruma del tiempo.
Que tu cuerpo universal no sea solamente símbolo de lo hermoso
sino que sientas, a través de la distancia,
este pulsar de alma,
esta enfebrecida hondura,
esta ínfima porción de primavera y polvo cósmico
que anidan en mis versos.


  


SALMO FINAL PARA LAS MARIPOSAS



 No la maltrates ni la violentes.
No le destroces sus alas.
No le impidas su vuelo.
Déjala estar a tu lado
y trázale las rutas que desea.
Cuida de su inocencia.
En los peldaños del tiempo
sentirás sus élitros sobre tu pecho
 buscando, no las sombras
de tus angustias humanas,
sino el néctar de tu alma
para nutrirse de ti.
Dale de beber tus angustias y alegrías
y cuando se marche,
déjala libre al viento, batir sus alas.

Dile adiós con un beso sobre sus ápices y que sus fronteras sean siempre las de la Vida al filo de los arcoíris en el atardecer. Que todas tengan para siempre la luz de sus vuelos, esa recóndita belleza y el amplio espacio donde hacer realidad,
en los estuarios del tiempo, y por los siglos de los siglos
este vibrante, universal, sonoro…AMÉN DE MARIPOSAS...













2 comentarios:

  1. Me ha encantado su blog, todo muy interesante, tengo que volver detenidamente.

    Saludo Pastora.

    Le invito a mi blog.

    http://entredosluces12.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pastora por tu comentario, lleguecada vez que sienta curiosidad. Voy a visitar el suyo. Reciba mi abrazo cordial desde Miami..

      Eliminar