SíGUEME

jueves, 3 de marzo de 2016

MUJERES Y MUJERES. ENFRENTAMIENTO, VIDA Y SOSIEGO















 DEL LIBRO EN GESTACION "SEPIA"


Lo de color sepia viene dado
al símil que le doy a esos
temas que trato rememorando
vivencias, personas
muy queridas, muy amadas,
ya idas para siempre pero que uno guarda
como aquellas fotos de ese color.




PENÉLOPE



Sigue tejiendo su soledad
con las agujetas del silencio.
Y es ella en el tejido.
Su cuerpo de mujer es un estuario triste
amalgamado por la ausencia de su hombre.
Es noche en Ítaca,
Ulises martirizado con los cánticos
de las sirenas en el Mar Mediterráneo.
y ella, asediada por la lujuria de los machos
que no le perdonan tantos hilos urdidos
en su propia condición de mujer
No la culpes. No culpes a Penélope
si aquel sueño es acariciado
en el recuerdo.de los hilos destejidos
en el silencio vasto del deseo.
Ulises llenará el vaso invicto
cuando lo reconozca su fiel Argos
y entonces, las tantas ansias
será el hechizo de su ensueño.
en la urdimbre total de la victoria. 



CLEOPATRA



Con todo tu oro y poder
no pudiste hallar el amor
que más necesitabas.
Tus amantes llegaban a ti
como a una fuente
y ni el agua que bebían
era necesaria para valorarte.
Sólo el áspid, mudo y sigiloso
entre sándalos, inciensos
y aceites aromáticos
supo arrebatarte de una mordida
lo que nadie con sus besos.
Es que las rosas -cuando son reales-
se quedan siempre apasionantemente…
solas.






 

LESBIA, CATULO TE AMA


Lesbia, Gayo Valerio Catulo te ama,
debajo del laserpicio. Sentado a su sombra
va llenando de besos tu cuerpo ausente.
Ese cuerpo Lesbia, que yo amo
a las sombras del olivo, camino a Cirene
y luego, cuando sales del baño de pétalos
rosados del ciclamino.
Desnuda, esplendente y única, real
sin la estola color cielo y plena
bajo la luz de los cirios aromáticos
que en los candelabros parpadean cuando pasas.
Te ama Catulo y sufre. Llora por ti. Clama a los oráculos
bajo la luna, porque sabe que tu cuerpo es mío
en estas noches.
Porque intuye, Lesbia, que la luz no basta cuando exhausta
te rindes bajo mi cuerpo, feliz y satisfecha.






JUANA DE ARCO (Francia)


(Domrémy 1412, Ruán 1431)



¿Qué hace al Humano ser diferente a los demás?
La credencial hacia tu muerte
fue ante todo tu sexo y tus principios.
Lo masculino de tu imagen
no se avenía con la sensualidad
inmaculada de tus labios
ni con esa mirada
de urgentes deseos enclaustrados
en los hábitos eclesiásticos de la época.
Te condenó la curva virginal de tus caderas
aferradas a la armadura
y mallas protectoras
La breve prominencia de tus senos
como melocotones listos y asombrados
y el vello finísimo, áureo, provocativo
que cubría tu cuello adolescente.
Te imagino en la plaza de Ruán
atada al palo de la hoguera
y aquel fuego devorando tus firmes carnes,
esa piel que desconoció otros ardores
más dulces, más humanos.
Tus labios devorados por las llamas y tu voz,
me imagino, volcada y angustiosa, en un grito
que aún se escucha
a pesar de los años transcurridos.







ISADORA DUNCAN



Verdaderamente, tu vida fue una perenne ‘bronca’
con tu modo de vivir. No te soportaban Isadora,
porque tu vuelo en el escenario iba más allá
de las convicciones conservadoras de la época.
Pero supiste atajar estupideces y desvaríos,
supiste ‘ultrajar’ la decencia de las enaguas
y cuellos duros y supiste que tu cuerpo
era la danza, cuando la música irrumpía
por tus pies a los brazos, de la cabeza al corazón.
No había más que movimientos
cuando bailabas con tus piernas desnudas
ante las bocas abiertas de las madonas
y caballeros vespertinos.
Isadora, el aire te llama en su música, se arremolina,
se hace danza para ti, pero no estás ya
ya no existe siquiera la esencia patética de tu muerte
tan vasta, tan llena de velones y pañuelos.
Ya no estás Dora Ángela Duncan, solamente estos remansos
que el tiempo hace detener en la poesía
para tenerte con nosotros un momento
tan sólo un momento y nada más.



STORNI (Decineto)

                                        [Pequeña foto de carnet]


¡Que no fue el mar, Alfonsina,
quien te tragó, fue la noche
de tu pena transparent!.

¡Que no fue el mar, fue la fina
amapola del reproche
urdida galantemente!

¡Quien te tragó fue lo triste,
lo necio e imponderable
de ese medio respetable
en que viviste!




MARIA TERESA VERA



Su voz telúrica escapa por la habitación,
se esconde en el closet y abro la puerta.
La encuentro dentro del bolsillo de una
guayabera blanca, con la guitarra dispuesta
pero vuelve a escapar.
No puedo atrapar su voz,
es como el tocororo de vuelo ágil y despierto.
Entonces, casi poeta y loco
me siento a la mesa a repasar los sueños
dispersos como el polvo de la canción
que ella canta
con esa voz que se va con la nostalgia
de sus veinte años esparcidos
en el polvo del rasgueo de la guitarra

y su voz única. 




Image:italian1$tina-modotti-portrait.jpg

ASSUNTA ADELAIDE LUIGIA MODOTTI (Tina Modotti)




"Tina Modotti, hermana, no duermes, no, no duermes; tal vez tu corazón oye crecer la rosa de ayer, la última rosa de ayer, la nueva rosa..."
Pablo Neruda
Enfoco el objetivo y centro la imagen en la breve pantalla
de una Kodak digital de doce Mega pixeles, modelo no sé qué.
Allí estás, sonriéndole a la lente en la edad primaveral
de los amaneceres.
Para no fallar centro tu figura algo más hacia la izquierda;
aprieto el botón y tu imagen queda cruelmente congelada
para la posteridad.
Terminado ese extraño ritual, te muestro la foto, la ves,
repites la sonrisa.
y vuelven a quedar felizmente congeladas tu imagen y sonrisa
pero esta vez en mi memoria…  






MERCEDES SOSA



Saludos, Mercedes Sosa
en la oración de los pobres
en las Gracias a la Vida
en las estrellas sin noches
que titilan en los ojos
de las ciudades y montes.

Aquí tu americano poncho
tu poncho color bandera
cubriendo y dando calor
a todo el que sufre pena

Gracias Negra tucumana
por esas bellas canciones
que solamente cantabas
como regalando flores
y perfumando la tierra
con el dulce olor del cobre

Tus ojos fijos me miran
desde el pulso de un poema
que vibra junto a la voz
de la triste y lenta quena.

Saludos, Mercedes Sosa
por todo Latinoamérica...






SAHAR GUL


                                   Foto de niña afgana de 15 años, sometida a las más
                                   crueles torturas por no desear prostituirse.





Sahar Gul, la flor afgana
mutilada en la esperanza
juvenil, donde se alcanza
la ilusión para un mañana.
Con qué crueldad inhumana
le revocaron su esencia,
le ultrajaron la decencia,
pisotearon sus pistilos.
¡Ya se mellarán los filos
del puñal de la violencia!





 

 FRIDA (Guaroj multiestrófico)



1
Has vivido tus amores,
tus victorias y fracasos
y en alas de las canciones
besaste el cielo más alto.
Cuídate de caracoles
negras plumas, viejos tragos
y cuídate de las poses
a la luz de los relámpagos.
Has vivido tus amores,
besaste el cielo más alto.

2
Cuando te canten los lirios,
sus versos abandonados.
Cuando a la luz de los libros
te mortifiquen los nardos,
ten presente aquel cariño
que entibiabas en tus brazos
el que se hundió en el navío
de tus últimos ocasos.
Cuando te canten los lirios,
te mortifiquen los nardos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario