SíGUEME

martes, 18 de noviembre de 2014

CON MARIA RUIZ. CONVERSANDO CON UNA MARIPOSA

Por Ernesto R. del Valle[i]

ENTREVISTA

Nació en la ciudad de Cúcuta, Colombia, en 1969, es la sexta de una familia de la clase media, su papá abogado y su mamá, lo que llaman ama de hogar o ama de casa, pero que según María, esa condición era una gran mentira porque ella se pasaba todo el tiempo , cocinando, cosiendo ropa, es realmente una mujer muy trabajadora,  hoy tiene 81 años, dice la entrevistada y vive en Colombia, nos aclara.
Ernesto R. del Valle.- Tengo entendido que naciste en Cúcuta,  cómo recuerdas tu ciudad natal 
María Ruiz.- La recuerdo como una ciudad pequeña en la que todos nos conocíamos…

ERdelV..- ¿Cómo la recuerdas de niña?
M. R. .- Yo toda la vida he estado fascinada con la naturaleza y entonces vía encaramada en los árboles, corriendo, y montando bicicleta, patineta, todo lo que tuviera ruedas. Era una ciudad muy tranquila y muy linda pero cuando llegó el presidente Chávez  a Venezuela, se tiró  mi ciudad.
ERdelV..-¿Una ciudad rural?
M. R. .- No, Ernesto, no... Un pueblito que tenia, tal vez  seiscientos o setecientos mil habitantes y creo que ahora  supera los tres millones.

ERdelV..- eres colombo-venezolana, según me dijiste viviste en Venezuela por casi veinte años, ¿Es así?
M. R. .- Si, porque yo estuve casada con un venezolano de descendencia Siria, el papá de mis hijas. Yo soy abogada en Venezuela, en Táchira que es la frontera con Colombia. No me quise ir nunca de allí porque de todos mis hermanos yo era la única que vivía en la ciudad cerca de mi mamá y no quería dejarla solita pues mi padre murió en el noventa y dos. Duró siete años antes de fallecer, con Alzheimer. Yo era el apoyo de mi mamá.

ERdelV..- Cuéntame María, porque todos en nuestra infancia tenemos un lugar especial que nunca olvidamos. En tu caso, ¿cuál es ese lugar que guardas con mucho cariño?
M. R. .- El frente de mi casa, porque cuando mis padres construyeron allí todo era monte, mucha tierra y malezas. Era un lugar donde se podía correr libremente. Eso es inolvidable, una vez nos juntamos con varios amigos de nuestra edad. E hicimos una pista de cross para bicicletas, una cancha. Era un monte donde los vecinos  tiraban la basura pero allí hacíamos fogatas y disfrutábamos muchísimo esa es la zona que mejor recuerdo de mi infancia.

ERdelV..-¿Allí en Cúcuta hiciste tu enseñanza primaria y secundaria?
M. R. .- Si, en el colegio Santa Teresa, de monjas, allí estudié hasta los dieciséis años.

ERdelV..- Cuéntame cómo fue el enfrentamiento tuyo con la literatura.
M. R. .- Muy temprano Ernesto, ya a los nueve años, escribía versos y leía bastante porque mi papa era abogado y llegó a ser Juez.  Tenía en la casa una hermosa biblioteca que yo visitaba sin que él me negara mi estancia en ella. Escribía versos que a mi mamá no le llama la atención. Entre él y yo había una magnífica relación. Mi inclinación por la lectura fue gracias a él porque yo lo veía leyendo y me decía ‘tiene que haber algo bueno en eso’. Para él era un orgullo verme en la biblioteca suya, buscando qué leer. Yo tenía un cuaderno de versos que compartía con mi papá y me señalaba errores y todas esas cosas.

ERdelV.-¿De aquellos autores que tú leíste, cual te impresionó más?
M. R. .- Sin duda alguna Pablo Neruda y sus Veinte poemas de Amor y una canción desesperada. Ese poema,
Me gusta cuando callas porque estás como ausente…’

ERdelV..- Te confieso María, que con ese libro también se me despertó la afición por la literatura y creo que lo dije a alguien, mi único deseo de conocer personalmente a Neruda era para hacerle una sola pregunta;
Maestro, ¿luego de escribir Veinte poemas… Ud. siguió siendo el hombre de siempre?
Cuéntame, ¿en prosa hay algún autor especial?
M. R. .- Jorge Isaac[ii]. Leí María y quedé alucinada., sin embargo fíjate en algo, con Gabriel García Márquez, nunca me pude identificar. He leído sus Cien años de soledad pero ciertamente, no sé, lo veo tan burdo, no sé…


ERdelV..- Periodista al fin….
M. R. .- No, no, de verdad que no. Mira hay un señor humorista colombiano, hermano del ex presidente Samper, el se llama  Daniel Samper[iii]  que tiene una forma de escribir, atacando los problemas de la sociedad de manera jocosa. Es comiquísimo, me encanta.

ERdelV..-¿Tienes alguna anécdota de esa etapa?
M. R. .- Sí, como no, no quiero olvidar algo que recuerdo con mucho cariño, algo que me marcó porque luego me quedé pensando. Yo me había dejado de escribir poesía y me había dedicado a la parte cultural en la escuela Santa Teresa en la que estudié y creé el Comité Cultural y entonces llevaba pintores y artistas para presentarlos en la Escuela. Como te dije, era un colegio de monjas. En 1996, cuando nos fuimos a graduar de Bachiller, nos llevaron por una semana a unos retiros que era algo muy, muy fuerte y como yo era medio loca, porque siempre andaba, con escritores, pintores, artistas, etc., las hermanas estaban muy preocupadas porque pensaban que yo iba a sabotear los retiros y me colocaron en la primera habitación al frente de la cual estaba la hermana más ‘brava’ para tenerme controlada. Pero deja decirte que al entrar al Bus me dije que yo iba a hacer el retiro pues sabía que iba a venir a Estados Unidos por un año de intercambio  y la verdad que fueron cinco días bellísimos y el último día teníamos que confesarnos ante el padre jesuita que era bien bravo. Entran todas mis amigas y veía que salían llorando y yo me decía Sy Dios mío, si estas que son unas santas a mi me va a dar un infarto. Cuando yo pasé, sabía que no tenía otra alternativa que confesarme con el Padre. Fue la confesión más agradable que pueda recordar en toda mi vida porque salimos los dos muertos de la risa, abrazados, y él me dice, usted tiene que sentarse a escribir un libro. Yo lo escuche a él. Yo me casé tan joven y pasé tantas cosas con mis hijas y su padre que me preguntaba y cuando yo me voy a sentar a escribir un libro. Afortunadamente o desgraciadamente –porque no sé cómo lo pudiera llamar, realmente- me siento a escribir…

ERdelV..- Antes de entrar al tema de tu libro quiero que me hables cómo  llegaste a los Estados Unidos, cómo te estableciste y luego me hablas de la Fundación Mariposa, cómo surge este proyecto tuyo, etc.
M. R. .- Es una historia muy triste, Ernesto. Llego en Octubre del 2009, venía por seis meses igual que en el 2005. Yo tengo un Estudio en la playa. Veníamos todos los años por quince días , veinte, de vacaciones. De compras nunca me pude a averiguar como funcionaban aquí las cosas.  Nunca tuve problemas acá, mi esposo estaba tranquilo y no tenía problemas con él, pero cuando mi hija mayor, Nataly. se suicida en 2007, en Colombia, entro en una etapa de depresión y de reflexión absolutas.


ERdelV..-¡Qué momento más triste! ¿Porqué se suicida Nataly?
M. R. .- Porque estaba cansada de vivir entre unos padres que no la atendían, había mucha violencia en mi matrimonio, Ernesto..


ERdelV..- Tu esposo abusaba de ti?
M. R. .- Desde que éramos novios. Me daba unas palizas terribles. Yo era muy jovencita, me daba miedo porque mi papá  era una persona muy conocida en la sociedad, yo estaba estudiando para ser abogada y toda la Sociedad conocía a mi familia.


ERdelV..-¿Y nunca lo acusaste?
M. R. .- Si, pero con los mismos profesores de leyes y terminaba yo siendo la culpable pues me decían como puede ser posible que usted permita que eso suceda en su casa, usted no debería estar estudiando leyes.


ERdelV..- Pero mira, te voy a decir algo, estos casos de violencia, si no se le pone freno en el primer momento, en el primer alzamiento de la mano…¡cuidado!.  Esos ciclos que tiene el hombre de apaciguamiento y de violencia y la violencia  y aquello de “perdóname, no va a volver a suceder” esos hombres llegan a  MATAR. Tú te salvaste.
M. R. .- No, no, yo no creo que fuera a llegar a ese extremo, el papá de mis hijas no es una mala persona. Lo que pasa es que él también fue víctima de la violencia doméstica.

María, ¿Nunca pensaste que ese era un problema de él, no tuyo.?
M. R. .- No, yo lo sé. Pero este no fue el caso mío, Ernesto. Yo creía que estaba muy enamorada, siempre con el pensamiento de que iba a cambiar. De hecho sí cambió, porque por muchos años no me volvió a tocar, pero las ofensas sicológicas eran muy fuertes. Y eso es lo que yo recuerdo porque gracias a Dios no me dejó ninguna marca física pero sí psicológicas.. Era muy celoso.


ERdelV..- La peor marca que te dejó fue el suicidio de tu hija.
M. R. .- Fue su segundo intento de suicidio.

.
ERdelV..- La vida de tu hija. ¡qué terrible, hermana! Luego de su suicido ¿qué hiciste?
M. R. .- Entré en una terrible depresión. Vine para acá en el 2007 a raíz de suicidio de mi hija por tres meses y tengo ese momento como algo irreal, que no sucedió, Mi hija se suicida a finales de octubre y yo me vengo en Diciembre, Enero y Febrero era como una película
como si yo estuviese actuando maquillada, Cuando regre3so a Venezuela, entro en una depesión absoluta, me fumaba cuatro cajetillas de cigarrillo en un día, no salía del cuarto,de mi hija,  no me bañaba. No me cepillaba los dientes, no dormía. Una vida completamente diferente, así estuve durante todo el año, del 2008.


ERdelV..-¿Cuándo es que definitivamente cambias tu vida y decides separarte de tu esposo?
M. R. .- Ya para el 2009, tuve un contacto muy fuerte con los ángeles, donde me entero por medio de una persona de un mensaje que mi hija me había enviado, donde me decía que yo no podía consentir que a sus hermanitas que eran pequeñas, le sucediera lo mismo que a ella. Cuando me entero de esto, fue peor para mí porque siento algo como un detonante, porque yo solamente hasta ese instante estaba llorando la pérdida de mi hija, pero cuando yo, escucho lo que me está diciendo esta persona, que mi hija le esta diciendo que me diga a mí, entro en crisis. Fue cuando me vine a dar cuenta de que yo no había hecho nada para proteger a mis hijas ni para protegerme a mí. El caso es que tomo la decisión de irme para los Estados Unidos, no sé por qué yo le dije a él, vamos a seguir casados, porque la palabra divorcio para él era terrible porque había mucho dinero por medio y realmente eso era su miedo de compartir los bienes. Le digo que me venía para los Estados Unidos, con mis hijas, desocupamos el estudio y me quedo con mis niñas y usted va cuando desee, pero yo de verdad no voy a vivir más con usted. Yo tenía otra casa en Colombia y tenía un local y necesitaba solucionarlo todo hasta Octubre que pude venir, en el año 2009.


ERdelV..- Y ese proceso de sanación del cual me hablas, cuándo lo comenzaste y cómo.
M. R. .- Comencé un proceso de sanación por medio del perdón, por decisión del Reverendo  Roberto Le Grandy y ya comienzo a sentirme más aliviada, Cuando llego acá, en el 2009, el padre de mis hijas está con nosotros unos días y se regresa para Venezuela, en las Navidades vuelve y llega. Resulta que me llama un amigo de España a desearme feliz navidad, eso le causó a el la sospecha de que yo había venido para encontrarme con otra persona, agarra en su furia y golpea a mis hijas, fue el 24 de Diciembre y allí se armó un problema terrible, no fue en mi casa fue en casa de mi hermana en Boca de Ratón y ella se puso furiosa. Llamaron a la policía. El hizo lo mejor que tenía que hacer, huir para Venezuela porque cuando yo coloqué la orden de restricción, si el se presenta, lo dejan detenido. Por golpear a las dos niñas, además, también me golpeó y tuvimos que huir para un refugio. Fueron unos meses muy difíciles realmente pero muy bonitos a la vez porque no sé de donde saqué tanta valentía y fortaleza y algo en mi corazón me decía, tranquila que todo va a est bien. Yo no sé cómo yo le creí a esa voz que estaba ahí.
ERdelV..-¿Pensaste que eso era  lo que debiste haber hecho la primera vez.?
M. R. .-¡No, no, Ernesto. En Venezuela y en Colombia, en toda Latinoamérica, el apoyo a las mujeres no existe, olvídese de eso, Ni las leyes, eso es puro cuento, dígamelo  a mí. Eso es pura mentira. En estos casos, la mujer siempre es la culpable, las mujeres no tienen el apoyo. En Colombia, en Venezuela, es más aquí también las mujeres tienen la culpa, lo que pasa es que aquí si hay unas leyes que nosotras hacemos que se cumplan, pero allá es imposible. No existen los refugios, Ernesto., No sé en Cuba, pero en nuestros países no existen los refugios para mujeres que sufren violencia doméstica. Eso es puro cuento. Si es difícil aquí, imagínate como es allá la cosa.
Deja decirte que estando en el refugio, me envían apoyo terapéutico. Yo tenía mi dinero guardado para dedicarme al trabajo de sanación y comenzar una nueva vida junto a a mis hijas porque yo no era la única persona que estaba enferma, mis hijas estaban también atormentadas. En mi casa todo lo resolvíamos a punta de gritos y a punta de insultos porque a eso era que estábamos acostumbrados realmente.
Cuando comienzo a sanarme, me invitan a Iglesias, programas de televisión,, programas radiales, comienzo a hablarle a la gente, decirle a la gente sobre mi experiencia.

ERdelV..-¿Hoy sientes como culpable al padre de tu hija de toda esa situación por las que pasaron las tres incluso del suicidio de tu hija mayor.?
M. R. .- Yo no culpo al papa de mis hijas por esta situación porque el tambiénperdió a su hija, los dos fuimos culpables de la situación, ninguno de los dos estábamos conscientes del daño que estábamos haciendo a nuestras hijas. Ahora no voy a decir que soy víctima de violencia porque yo creo que la única que realmente víctima de violencia  doméstica fueron mis hijas que tenían la obligación de vivir al lado de un par de locos. Yo me aguanté eso, por cualquier razón que pueda haber sido, es una estupidez  decir ahorita, fue por esto o por aquello, la verdadera razón es que las únicas víctimas fueron mis hijas.

ERdelV..- La Fundación Ángel Mariposa., ¿cómo surge?
M. R. .- Cuando precisamente  comienzan a invitarme a un lado y al otro, la terapeuta que me estuvo atendiendo, lee el principoio de mi libro.que titué PALABRAS Ella me dice , esto no se puede quedar asi, eso hay que publicarlo. Y compartir con otros padres sus experiencias., Es un libro muy hermoso, donde le pregunto a los padres, ¿qué estamos haciendo con nuestros hijos?  al exigirle a nuestros hijos tanto, tanto. Usted tiene que ser médico. Usted tiene que tener  buenas notas en la escuela. Esa era la pelotera que yo tenía todo el tiempo con mi hija, aparte de que la estaba obligando a vivir y para que me sirvió pelear por las tablas de multiplicar si después ella se suicida. Eso es una  pendejada[iv]  que nosotros perdamos el tiempo exigiéndole cosas a nuestros hijos en lugar de arle la mano, de darle una sana convivencia. Y de eso es lo que trata este libro realmente. La fundación, como todo proyecto, nació primero en mi corazón y luego la hice realidad en Facebook., con el tiempo, mi hermaa en Boca de Ratón me dice que hagamos una fundación de verdad.
Ella habla un Inglés perfecto y entonces estuvimos unos cuantos meses estudiando la posibilidad y como yo tenía ya un trabajo que se venía  desarrollando de hacia más de un año, pues nos decidimos. Yo trabajaba en un restaurante como ‘barista[v] y las propinas me ayudaban para a fundación y para mantenerme


ERdelV..- Mariposa es un nombre muy singular, yo diría que un nombre ícono de belleza e inocencia en la Literatura Universal. ¿Por qué escoges este nombre para la Fundación?.
M. R. .- Sucedió algo sorprendente Ernesto. El día que fuimos a enterrar a mi hija, se apareció una mariposa que se está con nosotros cuatro horas. De ahí me hice de cuentas que las mariposas no son insectos., las mariposas son las almas de los seres que amamos y están cerca de nosotros y de alguna forma quieren tener contacto con nosotros.

Hay una parte de un poema que escribiste donde la proclamas  mensajera del aire, ¿es así?
M. R. .- Sí, Ernesto, es así. Y ángel porque yo definitivamente estoy convencida de que nosotros somos inmortales, de que Nataly ha estado todo este tiempo cerca de mí, me acerca personas increíbles, por ejemplo usted con esa invitación que me hace de colaborar en su revista y darme a conocer por medio de esta entrevista
Si yo le contara a usted lo que ha sido mi vida en estos años, o me lo vas a creer, es magia,, bellísima y yo sí creo que ella está detrás de todo.

 
ERdelV..- María, quisiera que me hablaras más de tu libro PALABRAS  porque has dicho que son reflexiones que haces a los padres sobre el cuidado de los hijos sobre todo.
M. R. .- Bueno, Ernesto ese libro yo lo escribí, Ernesto, fue pensando en el suicidio de Natay, fue muy duro, Ernesto, Allí están mis sentimientos de cuando me entregaron el cadáver de mi hija y están mis experiencias con ella. A mi me encanta, cómo termina, con el Salmo 30[vi] Me cambiaste mis vestidos de luto y me enseñaste a danzar  creo que fue lo que sucedió conmigo y con la experiencia mía, que para cualquier madre es una experiencia terrible, pero que se convirtió para mí en una joya preciosa que no tiene precio. Realmente el hecho de que yo haya cambiado yo la siento para mí como mi Jesucristo, ella dio su vida por sus hermanas. Gracias a ella, sus hermanas y yo tenemos otra vida diferente. Hemos hecho cosas muy lindas en este país, en tres años, solamente, hemos ayudado a muchas otras paersonas. Ha sido muy muy lindo todo este proceso a raíz de la muerte de mi hija entonces yo no pienso en ella muerta, no, como muerte nio Ella está al lado de nosotros y es de lo que habla el libro. ¿Por qué nos aferramos al dolor,? ¿Por qué nos aferramos a estarle causando dolor a otras personas? Nosotros somos en esencia Amor y eso es lo que tenemos que darle a otras personas.


ERdelV..- Tienes otro libro,
M. R. .- Mi segundo libro se llama REFLEXIONES  y son historias diferentes


ERdelV..-¿Reales?
M. R. .- Más o menos, Ernesto, pero no es autobiográfico.


ERdelV..- Háblame de los objetivos fundamentales de la Fundación Mariposa y hacia dónde van dirigidos estos objetivos. Es decir en tu trabajo con las personas, hasta donde llegas.
M. R. .- Es una fundación cuyop objetivo es servir de soporte a familias víctimas de la violencia doméstica. Tengo cinco proyectos muy, muy lindos. Me gusta todo lo que tiene que ver con la meditación y ayudar a los niños por medio de la meditación. Arte, como lo es la  Música, la Poesía, Pintura. Ayudarlos a desfogar todo ese dolor que tienen y que los convierten en niños problemas en las escuelas. Cuando estos niños llegan a las escuelas y lo que hacen es medicarlos y entonces, están arruinando la vida de estos niños y niñas. Es tremendo negocio que hay allí, que está comprobado y es absurdo y un delito de lesa humanidad y la gente no hace nada, no reacciona, Tengo el otro proyecto que es para mujeres  Por un lado, ayudarla a sanar de la misma forma como yo me ayudé a mi misma a sanar por medio de la meditación, la relajación, la alimentación sana y además ayudar a las mujeres al entrenamiento como computación, como hacer taxes, esas clases de entrenamiento.


ERdelV..-¿Como es la membrecía de la Fundación?
M. R. .- Las personas solamente llega, Ernesto. Lanzo los pedidos. Tengo mi local en la pequeña Habana. Llegan gente con la que me interesa trabajar. Quiero trabajar con personas de dinero, quiero trabajar con las mujeres latinas indocumentadas y pobres porque realmente son ellas las que están llevando una vida difícil. Son mujeres valientes, mujeres increíbles, de las cuales me siento muy orgullosa porque soy parte de esas mujeres y ellas lo que realmente están necesitando es ese apoyo para hacer cosas como las que yo estoy haciendo. Tenemos la obligación de dejar una parte buena de nosotros en el planeta para que el mundo cambie realmente y finalmente, lo que aspiro hacer con esta Fundación es llegar a Latinoamérica. Inicialmente era eso lo que yo pensaba, después entendí que primero había que comenzar con el montón de mujeres que lo necesitan.


ERdelV..- Te agradezco María, este tiempo que has empleado en hacernos algo tan  hermoso.
M. R. .- No, Ernesto, la agradecida soy yo por tu interés de promover este proyecto.



NOTAS


[i] ERNESTO R. DEL VALLE.- Poeta y escritor cubano, sus poemas, cuentos y entrevistas se encuentran regados en Foros y Revistas virtuales y en la Revista Paradiso. Miami. tiene varios libros publicados. Es el editor de la Revista Guatiní.

[ii] JORGE ISAAC.- (Cali, 1837 - Ibagué, 1895) Escritor colombiano.  Poco se sabe de su infancia, pero en algunos de sus poemas Isaacs retrata el Valle del Cauca como un lugar idílico donde pasó su mayor parte. Fue educado por primera vez en Santiago de Cali, luego en Popayán y, finalmente, en Bogotá entre 1848 y 1852. Cuando María fue publicado en 1867 se convirtió en un éxito inmediato, tanto en Colombia como en otros de América Latina los países

[iii] DANIEL SAMPER.- Es periodista desde los diecinueve años, cuando entró a trabajar como reportero de El Tiempo. Es máster en periodismo de la Universidad de Kansas, Nieman Fellow de la Universidad de Harvard.
Ha colaborado en publicaciones como El Malpensante, Semana y Gatopardo.
En Colombia, es considerado el padre del periodismo investigativo, a raíz de las punzantes pesquisas que llevó adelante en los tiempos en que trabajó en el periódico El Tiempo.
Sus escritos se caracterizan por un amplio sentido del humor y crítica social. En el diario El Tiempo tiene la columna Cambalache. En la Revista Carrusel, del mismo diario, tiene la sección de humor Postre de Notas.

[iv] PENDEJADAS.- Estupidez, tontría.

[v] BARISTA.- Profesional especializado en el café de alta calidad, que trabaja creando nuevas y diferentes bebidas basadas en él, usando varios tipos de leches, esencias y licores, entre otros.

[vi] SALMO 30.- 12 Tú convertiste mi lamento en júbilo,  me quitaste el luto y me vestiste de fiesta, 
    13 para que mi corazón te cante sin cesar.  ¡Señor, Dios mío, te daré gracias eternamente!

3 comentarios:

  1. Sí, José Luis. He dado a conocer en esta entrevista este caso singular, una joven que se suicida porque no podía soportar las 'broncas' de sus padres. Ojal\á las mujeres tengan la alta convivvión de parar atiempo esta situación de maltrato. Muchas, por una u otra razón, continúan sufriendo hasta el desenlace dramático. ERdelValle.

    ResponderEliminar
  2. FE DE ERRATA EN EL ANTERIOR COMENTARIO.

    Donde dice "la alta convivvión de parar atiempo"

    Debe decir: "la alta convicción de parar a tiempo"..

    Disculpen el error. ERdelValle.

    ResponderEliminar