SíGUEME

sábado, 24 de enero de 2015

TRES POETISAS INVITADAS AL DIALOGO POETICO [Parte 3]



©Carilda Oliver Labra. Cubana

ME DESORDENO, AMOR, ME DESORDENO


COL.- Me desordeno, amor, me desordeno,
cuando voy en tu boca, demorada,
y casi sin por qué, casi por nada,
te toco con la punta de mi seno.

ERdelV.- Tu desorden mujer es el deseo
Que sientes bajo piel por mis caricias
Te voy a desvestir, lento, sin prisa
Y en esa lentitud morir de tiempo.

COL.-Te toco con la punta de mi seno
y con mi soledad desamparada;
y acaso sin estar enamorada
me desordeno, amor, me desordeno
ERdelV.-  Llegas sutil y suave como el viento.
Desnuda como fruta a la mordida
Con esa soledad casi de niña
Urgida en la mujer bajo mi templo

COL.-Y mi suerte de fruta respetada
arde en tu mano lúbrica y turbada
como una mal promesa de veneno;
ERdelV.-  Ese beso que clamas de rodilla
Y dejo entre tus muslos, ¡braza viva!
Desata los demonios de tu cuerpo


COL.-y aunque quiero besarte arrodillada,
cuando voy en tu boca, demorada,
me desordeno, amor, me deso
rdeno


  
© Luz Maria Jimenez Faro. Española.

FUERON TUS MANOS TERCAS...

ER. Van mis manos a tu cuerpo,
saboreando con sus dedos
esa piel de fuego dulce
que hallo entre muslos y senos.
LMJF.- Fueron tus manos tercas y
desnudas
las que me deshojaron.

ERdelV.- Tus suspiros me decían otra historia,
la de tu lucidez en el martirio
del roce de mis dedos.
La de tus ojos cerrados 
en una imploración deseosa
de vida, muerte y sortilegio.
LMJF.- Yo fui la eterna margarita
del sí y del no:
pétalo a pétalo
talada en tu cintura.

ERdelV.- Mis manos tercas, como dices,
enfrentaron el ardiente desvelo de tu piel,
despertando los demonios femeninos
con tus gemidos de hembra satisfecha.
LMJF.-Toda ya cicatriz
abierta hacia la lluvia.

ERdelV.- No hables de cicatriz, muchacha,
son huellas de un sueño  que yacen en tu piel
y aún queman mis manos con sus pétalos.




© Suanmy Mercedes. Dominicana

DESNÚDAME  

ER.- Me establezco en tus predios.
voy a ti, muchacha, sin voz y sin manos,
tan sólo con esta mirada que te acaricia
 recorre tu cuerpo, lo palpa hasta la saciedad.
SM.-Desnúdame
sin palabras, sin tacto
solo con el fuego de tu mirada
que tus manos invisibles
recorran mi piel con ansias
hasta sumergirse en mi abismal deseo

ER.- Eres la fruta sin la piel extraña que te oculta,
sin la pena revestida en su carne virgen
lista para la mordida, deseosa de ser
cubierta por mi piel, explorada en sus oquedades
SM.- Poséeme
en la muerte de un crepúsculo
o en el nacer del alba,
escala con tus labios mis cordilleras
hasta beber de mi pozo
y saciar tu sed

ER.- Tiéndete sobre el santuario de mi cuerpo
hunde en ti mi carne, entibia tu ser
abre la noche a tus delirios de hembra
conocerá la dulce muerte en tus gemidos,
La eclosión de tu vientre, pezones en victoria
Cabellos en lontananza junto al viento...
Tu cuerpo pleno y satisfecho. Vencido y victorioso

SM.-
Deja morir
como la noche, al tiempo
que se estanca en un beso ardiente
para estremecer las estrellas
y volver a la vida
porel roce de tu cuerpo
ER.-
No vas a morir. Estas colimada en el centro
de tu vasta lujuria. ¡Oh, sismo que rota y da vida!.
¡Oh dulce letanía del silencio en tus grititos
con fondo de Vivaldi!. Bachata de Ventura.
Beso tu carbón ardiente, menos parecido a unos labios
y te sojuzgo, te poseo guerrera-mariposa.
Tu cuerpo doblemente desnudo se parece a mi alma.

SM.-Desnúdame
ámame con ansias
con susurros o en silencio
toma de mí lo prohibido
y desnúdame
en cuerpo y alma

ER.- Voy a colocar tu piel. Devuélveme la mía,
pero no te vistas de sombras ni quimeras.
Tu fiera desnudez, será en mis Primaveras
infinitos Otoños, esencia,  poesía ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario